comer bien dieta sana

Comer bien y sano

¡Si te gusta comparte!FacebookLinkedInWhatsApp

Hoy en día, dispones de una gran cantidad de información en Internet para saber qué es comer bien y sano, sin embargo, no es fácil mantener una dieta saludable.

¿Por qué pasa esto?

Quizá sea por llevar un estilo de vida sedentaria, o por tu situación laboral (comer fuera de casa), o porque tienes poco tiempo para cocinar… O incluso porque piensas que comer bien es más caro y te supondría una dinero extra.

A todo esto, súmale la gran cantidad de alimentos ultraprocesados y comida precocinada que existe en la actualidad, y que, por unos motivos u otros, acabas consumiendo más de lo que piensas.

A continuación, voy a darte unas pinceladas sobre los beneficios que tiene llevar un estilo de vida saludable, a través de la alimentación, y algunos consejos que te ayudarán a comer bien y sano.

Quizá pueda interesarte: 5 desayunos saludables para bajar de peso.

Otro tema relacionado: Infusión Rooibos; qué es y propiedades.

Qué significa comer bien y sano

Cuando lees que debes “comer bien” puedes interpretarlo de muchas maneras, pero… ¿qué es comer bien y sano?

Llevar un estilo de vida saludable, en cuanto a la alimentación, no consiste en que renuncies a tus platos favoritos, ni que desayunes un café solo, ni a comer siempre lo mismo, sino que se basa en el equilibrio.

Claro que puedes consumir esas comidas que tanto te gustan, aunque tengan un alto contenido de grasas, calorías o azúcares, peeero… ¡sólo de vez en cuando! La clave está en no abusar de ellas.

Seguro que ya has oído muchas veces que la dieta debe basarse en alimentos saludables, como las verduras, la fruta, las carnes magras, el pescado blanco y azul, el arroz, la pasta, la leche baja en grasa, los huevos, etc.

De ese mensaje, no te quedes sólo con que comer sano es alimentarte a base de verdura y fruta… Hay muchos más alimentos que son sanos ¡y sabrosos!

Una dieta saludable ha de ser variada.

Mucha gente cree que alimentarse bien consiste sólo en comer verdura y fruta… Y nada más lejos de la realidad.

En la dieta deben estar presentes todos los nutrientes que necesitamos, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, incluso algo de grasas, aunque de forma moderada.

Qué pasa por no comer bien y sano

comida ultraprocesada

En realidad, por muchas veces que lo hayamos oído, no somos conscientes del enorme impacto negativo que tiene la mala alimentación en nuestra salud.

No sólo nos afecta a nivel físico (obesidad), sino también a nivel mental y emocional.

Está científicamente probado que una mala alimentación puede causar enfermedades cardiovasculares, hipertensión, fatiga, problemas de insomnio e incluso depresión.

¡Ojo! Llevar una mala alimentación no sólo es comer grasas, azúcares, comida rápida o ultraprocesada.

El hecho de no comer los nutrientes diarios que tu cuerpo necesita también es una mala alimentación.

Los nutrientes son el combustible que permiten que funciones con normalidad. Y es tan importante la cantidad que comes como la calidad de los alimentos.

Es decir, que es tan malo abusar de determinados alimentos como de dejar de comerlos.

Por otro lado, es muy habitual excluir determinados alimentos porque se tiene la creencia de que engordan, por ejemplo, los hidratos de carbono.

Como te he dicho anteriormente, la clave para comer bien y sano es encontrar el equilibrio.

Por qué comer bien y sano es importante

comer bien y sano es bueno para la salud

Muchas veces pensamos que comer bien y sano está relacionado con estar delgados. Y nada más lejos de la realidad.

Una cosa es el sobrepeso, y otra muy distinta estar delgado.

Cada persona tiene una constitución física.

La constitución física es algo que heredamos, se trata de una cuestión genética que apenas podemos modificar, pues nuestro cuerpo tiene una predisposición u otra.

Por tanto, estar delgado no implica llevar una buena alimentación.

Lo que debe motivarte para comer de forma saludable son los beneficios que te aporta a nivel de salud y bienestar.

Porque cada metabolismo es diferente, hay gente que come mucho y no engorda, y al contrario.

Pero, los beneficios que aporta comer bien van mucho más allá de eso.

Aparte de que mejora tu estado físico, te ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares, diabetes, colesterol… Pero ojo, ¡no todo es protegernos de enfermedades!

Comer sano ayuda a que tu cerebro funcione mejor, sí ¡tu cerebro!… Puede parecerte raro pero, una buena alimentación, te ayuda a mejorar la capacidad de concentración y eficiencia.

Además de gozar de buena salud, comer bien hace que tengas más energía y que te sientas mejor.

En definitiva, mejoras tu calidad de vida. Merece la pena, ¿verdad?

Qué puedes hacer para comer bien y sano

alimentos saludables

Respecto a la alimentación, es muy importante asesorarte o consultar a profesionales de la nutrición.

Debes tener en cuenta que son muchos los factores que intervienen en una alimentación sana, y que no puedes elegir una dieta al azar, sin considerar un mínimo de pautas o recomendaciones.

De lo contrario, es posible que consumas en exceso determinados nutrientes poco saludables o, al revés, tengas un déficit de nutrientes que sí son necesarios para funcionar bien.

Escoger tú mismo una dieta saludable puede parecer sencillo, pero no lo es.

Si buscas bien, en Internet, encontrarás programas de alimentación muy interesantes creados por nutricionistas profesionales, que te darán las pautas a seguir para que consigas tu objetivo de la mejor manera posible.

Insisto en esto, la alimentación no es algo con lo que debas experimentar, es un tema muy serio, por ello, es necesario recurrir a profesionales de la materia.

Hoy en día, gracias a Internet, la información está mucho más accesible.

Quizá te pueda interesar: Smoothies: los batidos saludables

Cuidado con las promesas milagrosas

adelgazar

Seguro que muchas veces habrás oído hablar de las dietas milagrosas, esas que te hacen perder kilos de forma rápida…

¡Ojo! Porque esas dietas son muy peligrosas.

Pueden provocar insomnio, ansiedad, frustración…además de problemas físicos más importantes. No es bueno llevar las cosas al extremo, en la alimentación tampoco.

Hay que tomarse las cosas con calma, y hacerlas bien.

Empieza por asesorarte o consultar a profesionales de la materia, los nutricionistas.

Quizá, lo más difícil para empezar una dieta saludable sea encontrar una fuente de información fidedigna y fiable, ya que no te vale cualquier página de Internet.

Antes de considerar como válida cualquier información sobre comer bien y sano debes cerciorarte de que ha sido creada y supervisada por profesionales que saben de lo que hablan.

Una vez tienes claro qué programa quieres seguir, debes ser constante y paciente.

Lo normal es que los resultados, tanto a nivel físico como mental, vayas notándolos poco a poco, pero, conforme avances, irás viendo tus progresos y te motivará muchísimo.

A partir de ahí, todo será más fácil, porque te irás sintiendo mejor, con más energía y más feliz.

La idea es convertir la alimentación saludable en tu estilo de vida, y no hacer una dieta de forma puntual.

Conclusiones

En definitiva, comer sano y bien no es sólo es comer verdura y fruta.

La alimentación saludable es mantener un equilibrio, consumiendo todo tipo de nutrientes, cada uno en su justa medida.

¿Con qué finalidad? ¿Para qué?

Muy sencillo, para mejorar tu calidad de vida.

Después de leer esto… ¿Qué es lo próximo que vas a comer?

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Salud es Más