silla ergonomica

¿Cuál es la mejor silla ergonómica para teletrabajar?

¡Si te gusta comparte!FacebookLinkedInWhatsApp

Quizá te preguntes por qué es importante elegir una buena silla ergonómica para teletrabajar.

Debido a la pandemia que estamos atravesando el teletrabajo se ha impuesto en muchas empresas.

Seguro que piensas que trabajar desde casa son todo ventajas, no tienes al jefe al lado, te organizas las tareas a tu manera… De hecho, se ha demostrado que el teletrabajo bien ejecutado puede ser muy rentable, tanto para la empresa como para el trabajador, pero no todo es de color de rosa.

Teletrabajar implica pasar muchas horas sentado frente a una pantalla y, como en cualquier trabajo, disponer de buenas herramientas es fundamental para ser productivos.

Por ese motivo, hoy voy a hablarte de lo importante que es tener una buena silla ergonómica para fomentar los buenos hábitos en el teletrabajo.

¿Qué es una silla ergonómica?

Una silla ergonómica es aquella que te permite adaptarla a tu cuerpo y a tu forma de trabajar, de manera que optimices tu eficacia y bienestar.

Se trata de evitar una mala postura corporal que pueda ocasionarte dolores lumbares, de cuello o espalda.

Tienes que saber que no existe la silla ergonómica perfecta, cada uno tenemos una altura y un peso diferente, por eso es importante fijarse en las medidas de éstas, y encontrar la que mejor se adapte a tu cuerpo.

Tipos de sillas ergonómicas

Por un lado tenemos las EJECUTIVAS

Están pensadas para cumplir con las necesidades de un trabajo en oficina.

Mezclan diseño y comodidad.

Cuentan con respaldo, reposabrazos y ofrecen la posibilidad de regularse en altura, inclinación o separación del respaldo.

Sillas ergonómicas DE RODILLA

Tienen un particular diseño: ¡carecen de respaldo!

Quizá te parezca raro lo de pasar muchas horas sentado sin respaldo, pero el objetivo de estas sillas es forzar al cuerpo (sobre todo la espalda) a adoptar una postura erguida de manera natural.

De esta forma, alivias la presión y no doblas en exceso la columna evitando posibles lesiones en el futuro.

TABURETES

Las principales ventajas de este tipo de silla son mayor altura y el reposapiés.

El hecho estar a más altura de lo habitual hace que tengamos una mayor libertad de movimientos en el tren superior.

Dentro de esta clase de sillas las hay con respaldo y sin él. En función del tipo de trabajo que vayas a realizar será mejor una opción u otra.

Últimos artículos publicados

¿Qué características debe tener una silla ergonómica?

Como te he dicho antes, cada uno tenemos una altura y un peso diferente, de ahí que una buena silla ergonómica para teletrabajar debe albergar las siguientes cualidades para que puedas adaptarla lo mejor posible a tu cuerpo.

  • Ruedas: Parece una obviedad, pero no todas las sillas cuentan con ellas. Éstas son importantes para facilitar los movimientos y no tener que forzar posturas.
  • Asiento regulable: La altura debe de ser regulable para que puedas apoyar bien los pies en el suelo, y a su vez el tren superior quede a una distancia óptima para trabajar cómodo. No todas las mesas de despacho tienen la misma altura. También es fundamental que sea regulable en profundidad.
  • Reposabrazos: Se suelen usar para levantarte de la silla, sentarte o descansar un poco los brazos, pero su función más importante es poder apoyar los codos mientras trabajas. Yo te recomiendo tener reposabrazos regulables en altura para no forzar la postura.

Más consejos

  • Respaldo: El respaldo debe permitir regularse en diferentes inclinaciones , así como tener la posibilidad de dejarlo en posición libre para permitirte un pequeño balanceo durante los descansos o pausas. Si además dispone de un regulador de tensión mejor, ya que te permite ajustar el respaldo a tu peso.
  • Materiales: Lo ideal es que sean ligeros, transpirables y resistentes. Son muchas horas las que vas a pasar en la silla y es importante que transpire bien para evitar sudores y malestar. Los materiales no se recomiendan ni muy rígidos ni muy acolchados, sino algo intermedio. Es importante que no resbale, que sean materiales hipoalergénicos y antiestáticos.
  • Base: la base debe de ser robusta, dar estabilidad y que sea resistente, ya que vamos a pasar muchas horas usándola, y queremos que nos dure el máximo tiempo posible.

¿Por qué tener una silla ergonómica?

Esta pregunta tiene una respuesta muy sencilla, por tu salud. La ergonomía consiste en eso, en adaptar las condiciones de trabajo a la persona, y no al revés.

Cuando vas a elegir un colchón para dormir seguro que miras bien todas las especificaciones que tiene, y buscas la mejor opción para descansar de forma óptima durante las horas de sueño.

Pues bien, si vas a trabajar desde casa vas a pasar muchas horas sentado en la silla, harás un uso intensivo de la herramienta y no puedes decantarte por cualquier tipo de silla.

La función de que sea ergonómica es prevenir malas posturas a través de una buena colocación de la columna vertebral y de los músculos evitando así posiciones incorrectas.

Están diseñadas para poder adaptarlas lo máximo posible a tu cuerpo y que consigas una manera de sentarte correcta y activa, evitando futuras lesiones o dolores , además de que puedas trabajar de una forma cómoda.

En este caso, invertir dinero en una buena silla ergonómica es invertir en tu salud y bienestar.

¿Cómo regular una silla ergonómica?

Una vez tengas la silla es importante regularla de forma correcta.

La silla, como has visto, te da una infinidad de posibilidades para poder adaptarla a ti: puedes regular la altura y profundidad del asiento, la inclinación y dureza del respaldo, la altura de los reposabrazos y reposacabezas en caso de tenerlo.

A continuación, voy a darte unas pautas mínimas para que puedas regularla de forma que evites lesiones y dolores, y trabajes cómodo durante horas.

¿Cómo usar silla ergonómica?

Lo ideal es regular el asiento de manera que, con los pies apoyados del todo en el suelo o reposapiés, la cadera quede ligeramente por encima de la rodilla, adoptando un ángulo de 90º o acercarnos lo máximo a esa inclinación, de esta forma consigues que la posición de la pelvis quede lo más neutra posible. Esto siempre y cuando sea una postura cómoda para nosotros.

Recomendaciones

La atura del reposabrazos debe quedar unos centímetros por debajo del nivel de la mesa de forma que puedas apoyar el máximo tiempo posible el codo en él a la hora de trabajar y evitar así que todo el peso recaiga sobre tus hombros.

La espalda debe estar siempre bien apoyada en el respaldo. A veces, sin darnos cuenta, nos inclinamos hacia adelante a la hora de teclear o de escribir a mano, es importante prestar atención a esto y mantener la espalda apoyada para evitar que todo ese peso recaiga en tu cuerpo.

Es importante que el respaldo este los más cerca posible de los 90º, puedes pensar que tenerlo un poco hacia atrás hace que estés más cómodo, pero no es así, de esa manera al final lo que consigues es forzar la posición de la cabeza, y el dolor de cuello que eso puede provocarte.

En caso de que tenga reposacabezas debe estar echado un poco hacia detrás, la función de éste no es tener apoyada la cabeza todo el rato, sino de vez en cuando, si notas que tus cervicales están cansadas.

El dolor de cuello no viene por no usar reposacabezas, suele ser por un mal uso del reposabrazos o de una mala inclinación de tu respaldo.

Debes saber que ponerte muy cómodo no implica tener una buena postura, el objetivo es estarlo acercándote lo máximo posible a las pautas básicas que acabo de darte.

El movimiento es importante

Por último, decirte que sea cual sea la silla que uses es recomendable que te levantes, y hagas estiramientos (espalda, cuello, brazos) más o menos cada dos horas para evitar que se entumezcan las piernas y se sobrecarguen los músculos.

¡Valora sobre 5 estrellas esta publicación!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Última actualización el 2021-10-18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Salud es Más